Iluminando Vidas

Un proyecto en conjunto con Fundación Paraguaya

Iniciado en diciembre 2015 y por el lapso de un año, Bunge Paraguay y la Fundación Paraguaya llevarán adelante el proyecto Iluminando Vidas, que tiene como fin la instalación de 100 paneles solares en dos comunidades de pueblos originarios de Curuguaty y Concepción.

El objetivo general del proyecto es mejorar la calidad de vida de las 100 familias de ambas localidades, midiendo esa mejora a través de la metodología denominada Semáforo de Eliminación de Pobreza. La metodología es aplicada al inicio del proyecto y al finalizar, luego de la instalación de los 100 paneles solares. Además, se determinará el impacto que genera en la calidad de vida de las familias el acceso a la energía eléctrica sustentable.

Iluminando Vidas es un proyecto de empoderamiento, no sólo de familias, sino también de mujeres, líderes en sus comunidades, ya que, durante los 12 meses de duración del mismo, 3 mujeres de pueblos originarios serán las responsables de acompañar la implementación.

Las 100 familias seleccionadas viven en situación de extrema pobreza y no tienen acceso a energía eléctrica u otro tipo de energía. Se trabajará con ellas, a través de sus líderes sobre la concientización del uso racional de la energía, se las capacitará sobre cómo utilizar esa energía, mantenimiento de los equipos, y, en conjunto con los técnicos expertos, instalarán los paneles solares.

Se destaca que se espera que, la instalación de los paneles solares en cada una de las viviendas de bajos recursos y en situación de vulnerabilidad, tenga impactos positivos sobre el fortalecimiento de las economías familiares y sus consecuencias en las relaciones familiares primarias, como por ejemplo, el empoderamiento de jefes y jefas de hogares, así como de aquellos miembros que quedan a cargo del hogar. Desde lo social, impacta indirectamente en el trabajo infantil de tipo doméstico (puertas adentro del hogar: cría de animales, cuidado de hermanos más pequeños, entre otros). Y aborda, además, la dimensión ecológica, al provisionar a las familias de fuentes de energía renovables e inagotables, en tanto preserva el equilibrio medioambiental tan arraigado a la cultura de los pueblos originarios.

Walter Savarecio, Director de Recursos Humanos y Comunicaciónes de Bunge Cono Sur, destaca que “el trabajo se desarrolla en conjunto y articulado entre una Compañía como la nuestra, una Organización de la Sociedad Civil como la Fundación Paraguaya y una comunidad de Pueblos Originarios que se encuentra en situación de vulnerabilidad. Gracias a la colaboración de cada una de las partes, confiamos en que contribuiremos a mejorar la calidad de vida de estas 100 familias, favoreciendo sus economías familiares, empoderando socialmente a sus líderes y preservando el medio ambiente”.

Fundación Paraguaya, fundada en 1985, es una institución pionera en la promoción de emprendedores de zonas rurales y urbanas cuya misión es desarrollar e implementar soluciones prácticas, innovadoras y sostenibles para la eliminación de la pobreza y la creación de un ambiente digno para cada familia. Como empresa social de vanguardia ha sido instrumental en el proceso de superación de la pobreza de microempresarios de escasos recursos. Tiene 28 oficinas en todo el país y 460 colaboradores.