La Comunidad de Tapyta ya cuenta con energía eléctrica

A partir del trabajo mancomunado entre Bunge Paraguay y Fundación Paraguaya.

Caazapa, Enero de 2017 - Bunge Paraguay y la Fundación Paraguaya concretaron la instalación de 48 paneles solares con el fin de proveer energía eléctrica a las familias de la comunidad de Tapyta en la localidad de Caazapa, quienes podrán utilizar ese recurso por primera vez.

El servicio quedó formalmente inaugurado durante un evento llevado a cabo el 20 de enero que contó con la participación de autoridades locales y representantes de la comunidad. Esta iniciativa se enmarca en el Programa Iluminando Vidas que lleva adelante Bunge Paraguay y a través del cual se logró en 2016 proveer de energía eléctrica renovable a 40 familias y una escuela de comunidades de pueblos originarios de Ñande Yvy Pave (Peguajo Po’i) y de PaiTavytera (Hugau Ñandú).

En palabras de Walter Savarecio, Director de Recursos Humanos y Comunicaciones de Bunge Cono Sur: "Iluminando Vidas consiste en la provisión de energía renovable a comunidades de pueblos originarios de Paraguay, a través de la instalación de paneles solares. La energía representa una de las soluciones necesarias para lograr una mejora en la calidad de vida para estas familias que, por primera vez, tienen luz en sus hogares".

Por su parte, Jimena Vallejos, Coordinadora del Semáforo de Eliminación de Pobreza de Fundación Paraguaya, reforzó el trabajo realizado comentando: "Fundación Paraguaya emprendió el trabajo de análisis y detección en las zonas productivas en las que Bunge está presente y, aplicando la metodología de Semáforo de Eliminación de Pobreza, se definió la línea de base de 3 poblaciones de pueblos originarios para recomendar la instalación de los paneles solares, en las viviendas o instituciones que así lo requerían".

La energía que proveen los paneles solares, brinda mayor seguridad en las noches y la posibilidad de realizar más actividades familiares, comunitarias, de recreación e incluso educativas, facilitando las tareas domésticas e incrementando las posibilidades de desarrollar otras nuevas. Al mismo tiempo propician una mejor calidad de vida evitando que las familias de la comunidad PaiTavytera se desplacen hasta 12 km para acceder a un toma corriente para poder cargar sus teléfonos celulares, por ejemplo.

Bunge Paraguay y la Fundación Paraguaya trabajaron en conjunto con los líderes de cada comunidad brindándoles la capacitación necesaria para el cuidado y mantenimiento de esta tecnología.